En el 2001, Steven Spielberg colocó en las salas de cine una película que presentaba un mundo futuro. Desde aquellos días, ya han pasado casi 20 años y no se ha dejado de hablar, cada vez con mayor fuerza, acerca de la inteligencia artificial.

En su propuesta fílmica los seres humanos conviven con sofisticados robots llamados “Mecas”, y muy intuitiva o conocedoramente, deja ver que son “los sentimientos y las emociones” los elementos que marcan la diferencia entre hombres y máquinas. Algo que hoy es fácil de observar y diferenciar.

La trama de la película sobre un robot-niño llamado David que se programa (alterando la programación tradicional, en serie) con la capacidad de “amar”. Muestra, durante una escena a la madre humana utilizando Advanced Super Revitalizing Cream, una crema rejuvenecedora de la marca japonesa Shiseido lanzada al mercado en 1987 (14 años del estreno de la película) producto que se sigue utilizando en la actualidad por mujeres, cada vez, más jóvenes.

La crema contiene acido Bio-Hialurónico con la capacidad de renovar las células de la cara y fue desarrollada con técnicas de Biotecnología, emulando a perfección la producción de esa sustancia que produce nuestras células.

¡Exactamente! Desde hace 33 años los humanos estamos utilizando unos avances tecnológicos para retardar el envejecimiento de la piel y realzar la belleza femenina.

Shiseido

La empresa Shiseido fue una de las primeras en desarrollar cremas con esa sustancia. Advanced Super Revitalizing su crema insignia pertenece a la gama Bio-Performance y continúa siendo un best-sellers de la compañía en todo el mundo en el Siglo XXI.

¿A qué se debe su popularidad?

Justamente a su efectividad, aunada a la avanzada tecnología y al diseño de su envase. Shiseido gasta millones de dólares en el desarrollo de empaques, cuenta con un departamento de I&D, Investigación y Desarrollo, que se dedica exclusivamente a crear envases que logren ser fáciles de utilizar, apostando por diseños vanguardistas, tanto así, que el diseño del empaque, diseño de vanguardia le hizo aparecer como producto del futuro en la película Inteligencia Artificial (Steven Spielberg, 2001).

De la cinta muchos críticos opinaron que era muy poco real, los japoneses sabían que no era cierto y apostaron por ese “producto placement” como parte de su estrategia de promoción.

Su corazón está en el lugar correcto. Pero la inteligencia que hay tras el resto de la película es un poquito demasiado artificial

Desson Thomson: The Washington Post

Y aunque los críticos hace 20 años pensaban que la inteligencia artificial era demasiado, ver robots en supermercados, en hospitales y calles luchando contra la pandemia del 2020, nos indica que solo aquellos que ven el futuro desde el presente se preparan a conciencia para lo que viene.

Inteligencia artificial para tonos de base exactos

Una marca que crece con la inteligencia artificial, innovando en el área del maquillaje personalizado, desarrollando, a su vez, una base de maquillaje que se ajusta perfectamente al tono natural de la piel de la usuaria, su propuesta ‘mate to fit’ funciona con fotografías de la piel y en dos días o menos reproducen “a la medida, exactamente el color, tono de base de maquillaje con la tonalidad de la clienta, un producto totalmente personalizado que puede solicitarse en la red.

Shiseido usa inteligencia artificial para interactuar con sus consumidoras.

Durante el lanzamiento de la línea Waso de Shiseido, productos hechos con ingredientes naturales, la marca japonesa llevo a cabo una campaña que se propuso descubrir la belleza interior de la usuaria para ello contaron con la ayuda de un desarrollo de inteligencia artificial que partía de los aprendizajes de Watson de IBM.

Este sistema procesaba el lenguaje natural humano, transformándolo en emociones para, a su vez, asociarlas de manera científica a diferentes tonalidades de maquillaje, fundamentados en el uso de la psicología del color.

¿Impresionante? Es una de las razones por las que cada vez, que me dicen que la inteligencia artificial no es asunto de mujeres, les respondo con hechos. ¿Existe algo más femenino que el maquillaje y el deseo de la eterna juventud?

Esta marca japonesa, lo sabe bien, inteligencia artificial y la búsqueda de belleza por parte de las mujeres son una apuesta ganadora.