Dataplor, startup con sede en Estados Unidos que recopila datos sobre pequeñas empresas en México y Brasil. Esto, para que las grandes empresas puedan proporcionarles las herramientas para crecer.

Actualmente se está formando una brecha en América Latina entre el creciente mercado de entrega digital de alimentos y la cantidad de empresas en la región que están realmente en línea.

Las nuevas empresas de entrega de alimentos continúan repitiéndose y expandiéndose en toda la región, y los capitales de riesgo están canalizando mega rondas hacia ellos con la esperanza de capitalizar las tendencias de compra en línea de los consumidores dentro de las crecientes poblaciones digitales.

Los capitalistas de riesgo de todo el mundo han invertido colectivamente miles de millones en la entrega de alimentos en la región de América Latina. Una de las rondas más grandes hasta la fecha en la historia de las startups latinoamericanas es el aumento de USD400 millones de Movile para el negocio de entregas brasileño iFood. SoftBank confirmó recientemente una inversión de USD1 mil millones en Rappi de Colombia en marzo.

A medida que los grandes controles, los nuevos modelos de negocios y la consolidación moldean un nuevo panorama a pedido en América Latina, los jugadores más pequeños están llegando para complementar los mercados existentes como Rappi e iFood.

Brasil es geográficamente y económicamente el país más grande de América Latina. Sin embargo, el 89% de sus micro y pequeñas empresas no tienen una huella digital. Esto significa que es imposible encontrar información sobre ellos en línea. Incluyendo sus direcciones, horarios de apertura o incluso lo que venden sin ir en persona a la empresa y preguntar.

Dataplor

En 2016, Geoffrey Michener detectó esta brecha en el mercado y creó Dataplor. Este emprendimiento se dedica a indexar microempresas y vender la información a empresas más grandes. Al principio, tenía la intención de que su startup se basara en los Estados Unidos. Sin embargo, pronto descubrió que el mercado para recopilar datos es mucho más grande en economías emergentes como América Latina.

Dataplor ha recaudado una tercera ronda de capital inicial, elevando el total de la compañía a USD2 millones. Quest Venture Partners dirigió la financiación más reciente de la compañía, junto con la participación de ffVC, Magma Partners, Sidekick Fund y el acelerador Blue Startups.

¿Cómo funciona Dataplor?

La compañía de 13 personas creó una plataforma que recluta, capacita y administra lo que ha crecido a más de 100,000 contratistas independientes, o lo que llaman Exploradores para recopilar los datos necesarios. Actualmente opera en Brasil y México. Después que los exploradores realizan su trabajo, estos datos se verifican mediante inteligencia artificial y centros de llamadas.

Los exploradores tienen la tarea de visitar las empresas con los pies en la calle para capturar información como puntos de latitud y longitud, fotos, horas de operación, nombres de propietarios e información de contacto, y si una empresa acepta o no tarjetas de crédito. Dataplor luego licencia esos datos a compañías como American Express, iZettle y PayPal. Dataplor también trabaja dentro de una asociación conjunta para digitalizar México con Google y Virket.

Luego, Michener planea extender el alcance de Dataplor a Colombia y Perú, y espera consolidar su presencia en toda la región en 2020.

Datos en América Latina

Actualmente, es extremadamente difícil para una pequeña tienda, crear una huella digital en América Latina. Esto es debido a que muchos servicios de crecimiento empresarial están dirigidos a audiencias estadounidenses. Adicional, cobran más de USD1000 al mes por un sitio web, que a menudo es demasiado costoso para microempresas.

Según Seu Negócio No Mapa, empresa brasileña que también ayuda a las pequeñas empresas a conectarse, el 85% de las pequeñas y microempresas en Brasil creen que Internet es «muy importante» para su emprendimiento. Sin embargo, debido a la falta de tiempo o recursos, están frustrados en sus intentos de poner la información de su empresa en Internet.

Si las grandes empresas solo tienen el 10% de los datos de las microempresas, solo pueden comercializar efectivamente a esa proporción del mercado. Pero con la información adquirida de Dataplor, las compañías más grandes están en mejores condiciones para crear campañas de mercadotecnia dirigidas a las necesidades de las pequeñas empresas latinoamericanas y ayudarlas a crecer.

Las compañías podrían ofrecer formas rentables para que acepten tarjetas de crédito, proporcionar un servicio de sitio web por una pequeña tarifa de suscripción o ayudarles a desarrollar su presencia en las redes sociales. Cada vez más compañías de datos ingresan al mercado, lo que lo hace más competitivo y les obliga a ofrecer servicios de alta calidad para las empresas latinoamericanas. Proporciona muchas más oportunidades para que las pequeñas empresas se pongan a la vanguardia digital.

Geoffrey Michener