¿POLÍ… qué? Es la primera reacción que surge cuando menciono la palabra POLÍMATA. Otros simplemente sonríen de manera sarcástica, los más astutos se interesan y lo “googlean” al instante, mientras empezamos a charlar.

¿Sigues allí? No lo dudo, estás leyendo porque eres emprendedor en el mundo tecnológico y tu meta es destacar, cueste lo cueste. Por eso, aprendes todo lo que tengas a tu alcance. No te preocupes, me pasa igual, déjame compartirte unas cuantas líneas más.

¿Soy Polímata? aprender

Polímata es esa persona que se destaca en diferentes ámbitos de las ciencias y las artes, porque las domina, las conoce, las utiliza e interrelaciona para generar más conocimiento y nuevas ideas. La palabra polimatía proviene del griego y significa «aprender o saber mucho».

Leonardo Da Vinci, es el ejemplo clásico de un polímata que aún hoy, es recordado. Fue, a la vez, pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista, y en todas estas áreas dejó su legado.

Antiguamente el conocimiento se caracterizaba, precisamente, por la polimatía, la mayoría de los pensadores, científicos y artistas premodernos lo eran. Hoy día, también se les llama “Hombres Renacentistas u Hombres del Renacimiento”. Yo le agrego “Mujeres de la postmodernidad”, para equiparar la terminología en temas de género.

¿Y eso que tiene que ver conmigo?

Te debes estar preguntando, pues te comento que mucho, sobre todo si quieres ser innovador, emprendedor y exitoso en tecnología.

Innovar es generar nuevas combinaciones de los recursos e ideas existentes. Por este motivo, el talento emprendedor, tal y cómo lo entendía el célebre economista austriaco, podría emerger de manera especialmente intensa entre mentes acostumbradas a funcionar a caballo entre dos o más campos. aprender

Francisco González-Bree, profesor de innovación de Deusto Business School

“Nos enfrentamos a un escenario mundial de máquinas conectadas en el que no encaja la especialización porque los robots la hacen mejor que un humano… se requieren polímatas integrados en la empresa, en los emprendimientos y en la academia. Volvemos a lo básico, saber mucho de todo (ser creativos) y hacer mucho con poco (recursivos). “

Si piensas que es muy utópico, te cuento que ya es real, en el Valle del Silicio, los líderes de empresas tecnológicas, desarrollan al menos 2 áreas y las combinan con intereses artísticos o humanísticos, por eso nos venden lo que sea y construyen imperios. aprender

Te dejo los videos de Carlos Rebate, un amigo escritor, ingeniero, polímata español y estudioso de estos personajes, tanto de la actualidad y en el pasado, quien augura que este siglo XXI necesita polímatas, ¡pero ya!

 

Desarrolla tantas competencias y saberes puedas ¡ahora! Las polímatas son, en esencia, el perfil más buscado por las empresas tecnológicas. Ahora imagínate, si este potencial que tienes, esos conocimientos que desarrollas lo utilizas para tu emprendimiento. ¡Nadie te echará cuentos!