El 10 de diciembre de 1993, id Software, bajo la dirección de John Carmack, lanza DOOM, un videojuego en primera persona de temática de ciencia-ficción y terror, diseñado por John Romero, originalmente para el sistema operativo DOS

DOOM es considerado uno de los títulos más importantes e influyentes en la industria del videojuego, por haber impulsado la popularidad del género de los FPS, se divide en tres episodios de nueve niveles. También fue uno de los juegos pioneros en gráficos inmersivos 3D, juegos multijugador en red y soporte para las adiciones.

En 1995, se lanza, “Destino final”, una versión actualizada del juego con un cuarto episodio.

En sus inicios, Doom es jugado por un estimado de 10 millones de personas dentro de los dos primeros años de su lanzamiento, su popularidad generó una subcultura de juego. Su influencia ha sido tal que en la década de los 90 aparecen una serie de video FPS y son considerados como “clones Doom».

Una vez que id Software liberó el código fuente del juego, lanzado en 1997, dio lugar a más adaptaciones, donde los fans portan el código a un mayor número de dispositivos.

Los juegos que impulsan el mercado de videojuego FPS fueron: Maze War, también fue el primer videojuego multijugador (en red local), Wolfenstein 3D (1992) y DOOM (1993), posteriormente, 1996 y 1998 salieron juegos como Quake, Duke Nukem 3D (ambos de 1996) y Half-Life (1998) que revolucionaron el género por sus gráficos, jugabilidad y por el modo multijugador en línea y en red local.

Aparte de estas mejoras, Half-Life daba la posibilidad de relacionarse con otros personajes no jugadores.

¿En qué consiste?

El juego consiste en comandar a un marine, que se encuentra de misión rutinaria en una estación en Fobos (una de las lunas de Marte), cuando de repente se produce un fallo en un experimento de teleportación que se llevaba a cabo allí, abriéndose así las puertas del infierno y dejando libres a un sinfín de demonios, y espíritus malignos que se apoderan de los cuerpos de los marines caídos, transformándolos en zombis, infestando rápidamente todas las instalaciones. Como protagonista, el jugador es el único ser humano sobreviviente en la estación y su misión es abrirse paso entre los enemigos nivel a nivel, muy al estilo de Wolfenstein 3D, que fue el primer videojuego de este género desarrollado por id Software. No obstante, el perfeccionamiento tecnológico permitió que Doom fuera una obra con muchos elementos nuevos y mayor profundidad jugabilística que su predecesor.