Vende Caro, Vende Diferente – Capítulo 30. Proyecto 365

A penas montamos nuestro negocio una de nuestras principales dudas como emprendedores es: ¿Qué precio le pongo a mi producto? ¿No será que es demasiado caro? Sin embargo, ¿Cómo es que un producto que no conocemos se le puede valorar como caro?

Lo diferente no tiene referencia Vende Caro

No se si alguna vez han visto la luna cambiar de tamaño. Me explico mejor, hay veces que hemos visto una luna enorme en el cielo y otras veces la vemos super chica que la podemos ocultar con una moneda de 25 centavos. Ahora, vayamos más profundo en nuestros recuerdos, ¿Dónde están ubicadas esas lunas enormes entre edificios o en la inmensidad del cielo? Correcto, cerca del horizonte.

Lo que sucede en ese engaño visual es porque tenemos referencias. Cuando tenemos referencias podemos pensar que algo es mucho o poco, que algo pesa mucho o poco y también si algo es caro o barato. Si somos pioneros y la gente quiere nuestro producto el precio se convierte en un factor irrelevante de la ecuación, es imposible relacionarlo, tal como pasa con la luna en la inmensidad del manto celeste.

Pongo un ejemplo que todos podamos entender, el primer iPod en el 2001 salió a la venta por 399 dólares, 589 dólares de hoy en día según www.dineroeneltiempo.com. Voy el más cercano competidor, en ese entonces, el walkman de discos compactos. Sencillamente no eran competencia, uno era un producto del tamaño de una libreta de mano y necesitabas discos intercambiables; el otro era del tamaño de un tarjetero y no necesitabas discos, por lo que Apple pudo poner su producto a 4 veces por el costo del walkman. Vende Caro

Diferente no es igual a nuevo

Volvamos al caso del iPod. Tanto el iPod como el Walkman eran reproductores musicales, ambos tenían alta definición de audio, ambos usaban auriculares, eso no cambió. Entonces si los vemos como aparatos de audio de uso personal no era nuevo. Pero si tomamos la experiencia del usuario era súper diferente.

El no tener que cargarlo en la mano, no preocuparte que se saltara la canción por no tener un estabilizador, tener la posibilidad de hacer tu propio listado de canciones, además de tener un símbolo de estatus. Todas estos detalles los diferenciaba y esta diferencia se reflejaba en el costo, pero nadie se molestaba por ello.

Entonces si buscamos en nuestro plan de negocios es crecer rápida y exponencialmente lo que tenemos que vendemos tiene que ser caro y para vender caro tenemos que tener una oferta de valor que nos diferencia de nuestros competidores.

 

PROYECTO 365