El 27 de febrero de 2008, Microsoft es multada por la Comisión antimonopolio de la Unión Europea. Un cifra récord de USD1,350 millones. Debido que el fabricante estadounidense de software uso altos precios para desalentar la competencia. En la última sanción de una extensa batalla.

Desde el año 2004 la compañía ha desafiado a la comisión. Con el incumplimiento órdenes de reducir los derechos de licencia para los datos de interoperabilidad; y las patentes requeridas por las empresas de software para el desarrollo de software compatible con Windows. 

Sin embargo, no es la primera vez que Microsoft es multada. La Comisión ya había castigado a la firma estadounidense por abusar del dominio del 95% del mercado de sistemas operativos. Esto mediante Windows.

En marzo de 2004, la comisión descubrió que Microsoft ocultaba información. En un intento por obstaculizar el desarrollo de productos compatibles con Windows de compañías rivales. 

Al anunciar la multa récord, la Comisión afirmó:

Microsoft ha sido la primera compañía en 50 años que hemos tenido que multar por no cumplir con una decisión antimonopolio.

En una sentencia histórica en el 2004, el órgano ejecutivo de la UE determinó que Microsoft no proporcionó la información necesaria sobre interoperatividad a los fabricantes rivales de programas de “servidores de grupos de trabajo,” una decisión que el año pasado apoyó el Tribunal de Justicia de la UE.