¿Cuánta innovación y tecnología existe en un hand sanitizer? ¿Te atreverías a prescindir de ellos en este momento con COVID-19 al acecho?

Lavarnos las manos está en el top of mind de casi todos, salimos a la calle y en lugar de agua y jabón, usualmente llevamos una botellita con alcohol o un gel alcoholado. Tal fue la histeria generalizada por comprar este producto que, en las primeras semanas, luego de anunciado el primer caso en Panamá, no había existencias en las estanterías de las farmacias o supermercados.

Ya con el tiempo, podemos acceder a ellos y no solo a los básicos hechos de alcohol y hand sanitizer, pero sin fragancias, existen los que tienen empaques y esencias sofisticadas, a gusto y según presupuesto.
Un producto que no requiere presentación tiene un origen tan cercano a los que leemos en español y pocos lo sabemos.

Hand Sanitizer

Desarrollado y patentado en 1966 y no fue hasta la epidemia de Gripe A en el 2009 que se transformó en un producto de uso regular y masivo. De las estanterías de farmacias pasó a las tiendas de fragancias y a colgar de las carteras de casi todas las mujeres con el dispensador que se puso de moda.

Como sucede en la historia, al ser una mujer ha sido invisibilizada, los registros no aparecen y la compañía comercializadora dice que “antes de esa fecha” desarrolló el producto, tanto revuelo para evitar darle crédito a una mujer, al punto que se dice que “Lupe” era un hombre, pero, en la actualidad y presente su historia en el libro de referencia número uno de la enfermería de los Estados Unidos, se lee que una latina fue la inventora de este producto tan fundamental para los que estamos tras de un teclado, para los que salen a la calle a trabajar o hacer compras en estos tiempos difíciles.

Lupe Hernández, es el nombre de la discreta enfermera latina que le obsequió al mundo esta innovación ¿Conoces los hechos tras el invento?

Aquí te lo cuento:

  1. Transcurría el año 1966, hace 54 años para ser precisos, y Lupe estudiaba en Estados Unidos para titularse de enfermera, en aquel entonces se daba la guerra en Vietnam, Estados Unidos buscaba ser el primer país en llevar a un hombre en la luna. Y quizás lo más complejo para todo aquel que no era norteamericano eran los disturbios raciales en todas las principales ciudades de la nación americana.
  2. En sus turnos de trabajo se dio cuenta que el alcohol mezclado con gel podría ser una opción ya que por las carencias de agua caliente y jabón en el hospital minoritario en el que trabajaba como buena enfermera se las ingenio.
  3. Registrada la patente y su uso, pasó mucho tiempo para que fuese valorado y reconocido como un producto valioso.

La innovación surge de la observación y en momento de crisis se da porque debemos ser recursivos con lo que tenemos a la mano. Una idea que solucionaba el problema inmediato de Lupe luego de medio siglo sigue ayudando a millones de personas en el mundo.