Latinoamérica toma la delantera mundial en capital de riesgo dirigida a cofundadoras.

Cuando Flavia Deutsch y Paula Crespi, cofundadoras de Theia recaudaron una innovadora ronda de semillas de USD1.7 millones en Brasil, tuvieron que rechazar a los inversores masculinos.

Los hombres ya nos estaban escribiendo cheques, pero las mujeres, tuvimos que convencerlos. Por cada inversor masculino que teníamos, también queríamos una inversionista femenina.

Flavia Deutsch

La ronda de semillas para Theia terminó el año como el mayor aumento de la compañía fundada por mujeres en Latinoamérica.

Estudios

Muchos estudios han establecido que las empresas fundadas por mujeres superan a sus homólogos masculinos. Boston Consulting Group informa que por cada dólar que recauda una fundadora o cofundadora, genera 2.5 veces más ingresos que un fundador masculino.

La investigación de First Round Capital sostuvo que las empresas que respaldaban, fundadas por mujeres, se desempeñaron un 63% mejor que todas las fundadas por equipos completamente masculinos.

La Fundación Ewing Marion Kauffman demostró que el retorno de la inversión de los equipos dirigidos por mujeres es un 35% mayor que el de sus contrapartes masculinas.

AllRaise, una organización sin fines de lucro que promociona a las mujeres en VC, descubrió que “es probable que las empresas con mujeres en sus equipos fundadores, salgan al menos un año más rápido en comparación con el resto del mercado, y el número de salidas para empresas con al menos una fundadora está creciendo a un ritmo más rápido año tras año que las salidas para empresas con solo hombres fundadores.»

Jen Neundorfer, socia fundadora del capital de riesgo Jane VC, explica sucintamente la tesis de su fondo de invertir en fundadoras como «invertir en una clase de activos que se pasa por alto». Después de todo, es una «oportunidad de billones de dólares».

Año 2020

Y en la década de 2020, gran parte de esa oportunidad estará en los mercados emergentes. El primer año en que las OPI más grandes del mundo provienen de los mercados emergentes fue 2017. Desde entonces, ha sido una línea recta y hacia la derecha. Nazar Yasin, quien invierte en los mercados emergentes como fundador de Rise Capital, dice: «esta tendencia no va a desaparecer». Dado que la mayor parte del crecimiento del PIB proviene ahora de los mercados emergentes, donde vive la mayoría de los usuarios de Internet a nivel mundial, «el futuro del crecimiento de la capitalización de mercado en el sector de Internet a nivel mundial pertenece a los mercados emergentes».

Latinoamérica toma la delantera mundial en la financiación de mujeres

Nuevos datos de Gene Teare en Crunchbase muestran que Latinoamérica actualmente toma la delantera mundial en dólares de inversión dirigidos a mujeres.

En 2019, las inversiones en equipos fundadores mixtos de mujeres y hombres representaron el 16% de los dólares invertidos en Latinoamérica, el 9% en los EE. UU. Y solo el 8% en Europa.

Este número incluye una Serie F de USD400 millones en Nubank, el banco retador brasileño cofundado por Cristina Junqueira, quien estaba, no por primera vez, embarazada en el momento del aumento. Junqueira no solo es la cofundadora que actualmente lidera el neobanco más grande del mundo, sino que también es la cofundadora que actualmente lidera la compañía respaldada por empresas muy grandes.

En general, los dólares de inversión totales en equipos mixtos de hombres y mujeres, y equipos solo de mujeres representaron el 17% del total de dólares invertidos en Latinoamérica, el 13% en los EE. UU. Y el 9% en Europa.

En términos de volumen de negocios, los equipos mixtos fundados por hombres y mujeres representan el 15% de las inversiones en 2019 en Latinoamérica, en comparación con el 14% en los EE. UU. Y el 11% en Europa. Un colaborador son las fintech. En Latinoamérica, el 35% de las empresas de tecnología financiera tienen una cofundadora, 5 veces más que el promedio global.

Dicho esto, en términos de financiación de equipos exclusivamente femeninos, Estados Unidos todavía es líder. En Latinoamérica, los equipos solo para mujeres representaron el 4% de los acuerdos de inversión en 2019, a la par de Europa pero por debajo del promedio de EE. UU., del 8%.